dilluns, 18 d’abril de 2011

¿Democracia?

Estas últimas semanas, de una manera especial, ETA y lo que algunos llaman su entorno son protagonistas en los medios de comunicación un dia si y otro también. La clave de la "pacificación" de ETA, parecía poder estar en SORTU y en las manifestaciones que hiciera ésta del rechazo a la violencia de la banda terrorista. Parece ser que tras un tiempo de estudio, los magistrados del Tribunal Supremo concluyen que hay indicios de que la organización política tiene vínculos suficientemente fuertes con el terrorismo de ETA cómo para no ser seguro permitir que SORTU participe en las elecciones municipales. Por otra parte, parece ser que los estatutos de SORTU son jurídicamente correctos.

He de decir que tengo multitud de dudas, incluso sospechas, sobre si la decisión del Tribunal Supremo español es una decisión tomada bajo parámetros puramente jurídicos o si esta motivada en gran parte por influencias políticas. Pero el tema va más allá, en el caso que la vinculación entre SORTU y ETA sea tan clara como refleja el fallo del Tribunal Supremo (que hay que recordar que no ha sido una decisión unánime de todos los magistrados), aún así, cómo puede ser que se ilegalicen partidos o no se les permita participar en el juego democrático por no condenar el terrorismo de ETA, y en cambio otros partidos, originados en el seno de un regimen dictatorial y asesino cómo fue el franquista, no sufren la menor traba para desarrollar su actividad política.

La reacción más común que se encuentra entre la población española ante un comentario de este tipo sería algo así como que en la Guerra Civil forma parte del pasado y que ganamos removiendo eso. Para empezar, nuestro pasado más reciente (último siglo) sirve para explicar en gran medida la situación actual en la que se encuentra España, para provar esto recomiendo consultar la extensa obra del profesor, politólogo y economista, Vicenç Navarro. Por otra parte, la única causa por la cual la democracia española es nido de una gran cantidad de residuos franquistas es por la transición española, que no fue precisamente idílica, con leyes como la Ley de Amnistia de 1977, que anula todas las responsabilidades jurídicas de los delitos acometidos antes de 1977, con lo que todos los delitos cometidos por los franquistas quedan anulados. Hay que recordar que el Comité de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, desde 2008, recuerda al estado español que dicha ley es contraria al principio recogido en la Carta de los Derechos Humanos por el cual los delitos contra la Humanidad, cómo fueron los cometidos por el régimen fascista de Franco, son imprescriptibles, por lo tanto dichos delitos y sus ejecutores deberían ser juzgados ante los tribunales.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada